Herencias

Afrontar el fallecimiento de un familiar no es tarea fácil. Al dolor que supone la muerte de un ser querido se unirá la necesidad de hacer frente a todo lo relativo a la herencia dejada por el causante, para que se produzca la sucesión de una manera equitativa, ordenada y dentro de los límites que marca la Ley, evitando en la manera de lo posible las discrepancias que puedan surgir entre los herederos. En este sentido, los abogados de CONCILIERI ABOGADOS, con cerca de treinta años de experiencia, se ponen a su disposición para que este tránsito se haga de una manera eficiente y conciliando los intereses entre los distintos herederos.

Certificado de Actos de Última Voluntad

Una vez hayan transcurrido quince días hábiles desde la muerte del causante, los herederos podrán solicitar el Certificado de Actos de Última Voluntad, en el que se contendrá el último testamento vigente del causante o si, en su caso, murió sin testamento. También se podrá pedir certificación de los seguros de vida de los que disfrutase aquél. En el supuesto de que muriese intestado, en una notaría se tramitará una declaración de herederos en el que el Notario determinará quienes gozarán de esa condición. En el supuesto de que exista testamento, se pedirá copia del último de estos en la Notaría correspondiente, o en algún caso en el Colegio Notarial que corresponda. Con el testamento, los herederos, caso de avenirse al mismo y estando conformes en el reparto, acudirán igualmente a una Notaría para aceptar la herencia y adjudicársela conforme a la voluntad del fallecido. De no existir tal avenencia, cualquiera de ellos iniciará un complejo procedimiento judicial para que dicho reparto se haga a través del Juzgado. Procedimiento en el que comparecerán los herederos, se nombrará contador-partidor y peritos que valoren los bienes. El contador-partidor hará un reparto de los bienes conforme al testamento y, de no estar de acuerdo alguno de los herederos, deberá celebrarse juicio en el que el Juez de Primera Instancia resuelva sobre el particular.

Pago de impuestos

En el orden fiscal, los herederos tendrán un plazo de seis meses (prorrogables) para liquidar el Impuesto de Sucesiones y Donaciones ante Hacienda, normalmente la Hacienda Autonómica, en el que varias comunidades, como Madrid o Andalucía, gozan de importantísimas exenciones que hacen que en la mayoría de los casos, no se deba abonar cantidad alguna.

Legítima, mejora y libre disposición

Por lo que a las herencias se refiere, las mismas se encuentran divididas en tres tercios: de legítima, mejora y libre disposición. Todo heredero tendrá derecho a su legítima, siendo muy excepcionales los casos en los que se pueda desheredar a un legitimario. El testador podrá mejorar con uno de los tercios a cualquiera de los herederos y con el tercio de libre disposición, adjudicar un tercio conforme a su voluntad, a herederos o terceras personas. La legítima varía dependiendo del grado de vinculación familiar con el causante (hijos, nietos, viuda, etc). Además, en los testamentos serán beneficiarios, no solo los herederos llamados a la herencia a título universal, sino también los legatarios a título particular.

Al haber hereditario, los que hubieran sido agraciados con algún tipo de donación del causante en vida, deberán colacionar a la herencia, en algunos casos, el valor de los bienes percibidos mediante donación.

Impugnación de un testamento

Los testamentos pueden ser impugnados en algunos casos, como por ejemplo, en los supuestos que no se hayan respetado las legítimas o que el causante otorgase tal testamento no estando en plenitud de sus facultades mentales.

Hemos dado algunos apuntes a grandes rasgos sobre el derecho sucesorio, si bien la complejidad en muchos supuestos, requieren del asesoramiento, mediación e intervención de un Abogado que aconseje a los herederos. En CONCILIERI ABOGADOS estamos a su disposición para resolverle todas sus dudas y llevar a buen puerto su herencia.

951 91 20 67
Llámenos, podemos ayudarle.